viernes, 5 de febrero de 2010

Pensamientos de Marco Aurelio - II


Cuando cumples con tu deber no hagas caso si tienes frío o calor, si tienes necesidad o no de dormir, si te aplauden o te critican, y si corres algún peligro o vas a morir. El hecho de morir es un acto de la vida, y tanto éste como en los demás, lo esencial es hacer bien lo que se está haciendo.

Examina bien todas las cosas y procura no equivocarte ni en su cualidad propia ni en su verdadero valor.

La sabiduría que gobierna el mundo conoce su propia naturaleza, sabe perfectamente lo que hace y lo que ejecuta.

Cuando bajo el imperio de las circunstancias experimentes involuntariamente una especie de trastorno vuelve en ti mismo urgente y sobre todo no interrumpas la marcha de tu conducta más de lo necesario. Cuanto más constantemente recobres tu conducta tanto más dueño te harás de ella.