sábado, 20 de marzo de 2010

Profundización sobre la Justicia desde un análisis iusfilosófico: La Justicia como "Con Causa Metafísica" del Derecho


En el orden moral la actividad individual es regulada en sí misma y sus efectos se van a proyectar sólo en la conciencia del hombre, en el orden jurídico, la actividad individual, además es regulada en relación a la actividad del semejante, por lo tanto sus efectos van a trascender el ámbito de esta voluntad individual y se van a proyectar al ámbito social. Ahora, si hay efectos distintos, se presupone que existen distintas causas. Esto es así porque el individuo existe, en cambio la sociedad no existe, siendo simplemente, un fenómeno de coexistencia. Este fenómeno de la coexistencia, será en definitiva, un modo de existir de las voluntades individuales. De aquí se desprende que esta cuestión de la coexistencia y de la existencia son dos momentos distintos, uno previo al otro (la existencia). Por esto, la regulación de la coexistencia deberá necesariamente ser hecha por la misma causa que ordena la existencia, por lo tanto la causa que regula la existencia será la razón de la coexistencia. Por lo tanto en lo moral la justicia es la causa eficiente y en el derecho es la razón intrínseca del orden jurídico. Es decir, la relación jurídica presupone el acto moral ya formado, por lo tanto, todo lo que extrínsecamente contribuye a la formación del acto moral se, encuentra ya, como intrínseco del acto jurídico.