viernes, 1 de octubre de 2010

El Rienzi de Richard Wagner


La obra de Wagner habría sido motivo de deleite por parte de Hitler un verano de 1906 convirtiéndose en el adalid musical del nacionalismo alemán.
La obra s ebasa en la novela homónima del británico George Bulwer Lytton, directamente relacionado con círculos de influencia rosacruciana y autor de una de las mejores novelas jamás publicadas sobre el tema, Zanoni, así como de otro clásico de la literatura ocultista de su época, La Raza que vendrá, en la que aparece una estirpe de hombres subterráneos que disponen de una poderosa energía llamada Vril. Rienzi, el último de los tribunos romanos cuanta la trágica historia de un patriota italiano del siglo XIV que falleción en el Capitolio devorado por las llamas. Su argumento rebosa de luchas por el poder, ambiciones personales, populachos enardecidos y otros sucesos muy de moda en las producciones del momento. De hecho el propio Wagner consiguió la fama con el estreno de Dresden de su versión, que la crítica calificó como de estilo parisino y descendiente directa de las óperas espectáculo de tema histórico. (Pasaje de la obra de Paul H. Koch "Illuminati. Los Secretos de la Secta más temida por la Iglesia católica" página 154).-