domingo, 21 de noviembre de 2010

Consejo Argentino de Planificación Sucesoria (CAPS)

En relación a las temáticas de derecho sucesorio que venimos tratando es importante a los fines de medir la conciencia social en torno a la "planificación" de nuestra muerte y preferentemente del hecho de dejar las "cosas ordenadas" ante la llegada de cualquier tipo de fatalidad; el Consejo Argentino de Planificación Sucesoria (CAPS) recabó que sólo el 15% de las sucesiones que se realizan en el pais son testaentarias. Este dato implica concebir al testamento como una herramienta de uso "no habitual" en Argentina.

Continuando con los datos estadísticos y en relación estrictamente al testamento las variables han demostrado que es utilizado preferentemente por personas que no tienen hijos, luego por aquellos que puedan haber tenido alguna pelea con algún hijo y en tercer lugar por personas que estaban en pareja no pudiendo por la razón que sea celebrar un matrimonio.

El hábito de celebrar testamento no varía entorno al género, tanto mujeres como hombres se ubican en una situación similar, no siendo una cuestión de sexo.

Este mismo Consejo hace especial hincapié en el uso del testamento como una solución táctica o estratégica en casos determinados por algunas personas como por ejemplo la existencia de algún tema problemático de índole familiar, un hijo con discapacidad, etc.-

La práctica ha demostrado que en la mayoría de los casos donde se vive en parámetros de normalidad y con ausencia de crisis familiar la sucesión legítima asoma en forma inminente y natural.

Pero el grueso de las consultas tienen una base conflictual, ya que asisten al profesional a fin de ser informados sobre alguna herramienta que le permita ver una luz, una salida a problemáticas diversas con cauce familiar.

Es aquí donde el testamento asoma como opción siempre y cuando se conozca su mecanismo y tipos, como así también la eficacia y eficiencia del mismo, ya que otras variables a la hora de una sucesión entran en juego y pueden ser de vital importancia considerarlas a los fines de la subsistencia del testamento.