domingo, 1 de mayo de 2011

Cuestiones Notariales: Se rechazó el planteo de los Escribanos contra medida de UIF (Unidad de Información Financiera)


La Justicia Federal ha rechazado el planteo del Colegio de Escribanos conta una resolución de UIF, pronunciándose a favor de una reglamentación dispuesta por el organismo de control que impuso a los notarios la obligación de reportar operaciones sospechosas de lavado de dinero.

El Juez Sánchez Freytes sostuvo: "es deber comunicar al Estado transacciones susceptibles de movilizar fondos provenientes de delitos, lo que se justifica en la protección del bien común y en modo alguno convierte a los notarios en investigadores o policías"; "lo que se está imponiendo a los escribanos es un deber de informar, que no necesariamente tiene que atentar contra el deber de reserva que tienen sus clientes".-

Desde el mundo notarial la norma se considera una regulación violatoria del secreto profesional que obliga a investigar ilícitos de naturaleza compleja con un evidente criterio subjetivo.

Particularmente discrepo con la concepción del fallo, ya que es colocar a los escribanos en una función que atenta contra su propia naturaleza, exige una labor extra (no remunerada), un trabajo extra cuando en realidad hay operadores específicos para eso, unidades judiciales específicas, fiscalías específicas, y aun así está visto que el lavado de dinero siempre se permite porque hay operadores policiales, jurídicos y políticos que colaboran y participan del mismo.

No busquemos ensuciar la profesión del escribano haciéndolo parte de aquello donde tanto la política como el poder judicial ya están inmerso y sin salida, donde se sabe que solamente se castiga al desconocido, al pequeño o al que no coparticipa. Los grandes no pasan por una escribanía, por favor, dejemos de hablar de un mundo utópico y legislemos como decía Dworkin, tomando los derechos en serio.