lunes, 31 de octubre de 2011

Speech clase especial UNC: Reformas Agrarias en América Latina. Principal atención en México y Colombia.-


Introducción

La cuestión agraria antes y después de 1980

En América Latina desde los primeros años de la conquista y hasta muy entrado el siglo 20, la posesión o el dominio sobre la tierra estuvieron asociados a la riqueza y al poder. Durante los años 1980, casi todos los países adoptaron nuevas pautas jerárquicas respecto al mercado, y propiciaron la reducción de la intervención del Estado, la eliminación de los subsidios en algunos casos o su promoción en otros, las protecciones, el libre comercio y los ajustes macroeconómicos; medidas todas que se hicieron sentir en el sector agrario. A continuación trataré de hacer una breve reseña sobre algunos países de América Latina resaltando el contexto pre reforma, la reforma, sus objetivos y logros, como así también las consecuencias posteriores.

México:

Reforma redactada en Veracruz por Luis Cabrera el día 6 de Enero de 1915 a propuesta de Andrés Molina Enríquez.

En dicha Reforma se concebía al “ejido” no como un nuevo sistema sino como un medio de reparación de una injusticia logrando restablecer el patrimonio territorial de los pueblos despojados creando nuevas unidades con terrenos colindantes a los pueblos que se expropiarían para el efecto.

Se crea una Comisión Agrícola para resolver cada uno de los casos, siendo el Poder Ejecutivo el que expedía los títulos respectivos permitiendo la vía de la apelación para las personas afectadas por las expropiaciones.

El 11 de Junio de 1915 Venustiano Carranza expidió un manifiesto que declaraba lo siguiente: “para resolver el problema agrario no habrá más confiscaciones de tierras, sino que se resolvería por la distribución equitativa de tierras que aún conservaba el gobierno; por la reivindicación de aquellos lotes de que hayan sido ilegalmente despojados individuos o comunidades; por la compra y expropiación de grandes lotes si fuera necesario, y por los demás medios de adquisición que autoricen las leyes del país”.-

El anhelo revolucionario que inspiró esta etapa de la Reforma Agraria sostenía que: “Corresponde a la Nación el dominio territorial y será ésta la que otorgue la propiedad privada a los particulares proponiendo el fraccionamiento de los latifundios, el desarrollo de la pequeña propiedad, el fomento de la agricultura y la prevención de los recursos naturales”.-
Del articulado de la Ley se destacan los siguientes puntos:

Se habla de una “restitución” a comunidades e individuos de los terrenos, montes y aguas que fueran despojados con títulos legales anteriores al año 1856.

La nación reconoce el derecho indiscutible que asiste a todo mexicano para poseer y cultivar una extensión de terreno, cuyos productos le permitan cubrir sus necesidades y las de su familia.

La distribución se realiza por hectáreas (en adelante Ha) en relación a la ubicación geográfica y condición climática de cada extensión de tierra.

 En la distribución de lotes se otorga preferencia a los campesinos.

 Los ejidos o terrenos comunales serán divididos en lotes iguales en extensión o producción entre el número de labradores que no tengan tierras de cultivo.

 Se pena la inactividad: El propietario de un lote queda obligado a cultivarlo debidamente, y si durante 2 años consecutivos abandonare ese cultivo su causa justificada, será privado de su lote el cual se aplicará al que lo solicite y que carezca de él.

Falencias de la ley:

Hablar de los beneficiarios como “los pueblos” sin definir su alcance.

 Ignorar o ser indiferente a ciertos sectores como: medieros, arrendatarios, peones agrícolas entre otros.

Consecuencias de la ley: 

A lo largo de un extenso periodo se entregaron a los campesinos más de 100 millones de hectáreas de tierras, equivalentes a la mitad del territorio de México y a cerca de las dos terceras partes de la propiedad rústica total del país, con lo que se establecieron cerca de 30.000 ejidos y comunidades que comprendieron más de 3.000.000 de jefes de familia. Sin embargo, la Reforma no logró el bienestar perseguido, y los campesinos continuaron en una pobreza extrema.
Esto generó una revolución popular.

La Reforma Agraria se desarrolló como un proceso de formación de unos minifundios cuya producción era insuficiente para satisfacer plenamente las necesidades de las familias campesinas. Los campesinos que luchaban por la obtención de tierras pedían tierras de cultivo, y quería conseguir la seguridad alimentaria y la autonomía mediante el consumo directo de alimentos básicos de producción propia. Al no cumplirse las medidas de dotación mínima para que un minifundio sea económicamente productivo el promedio terminó fijándose en un número relativamente inferior que consistía en 5,4 ha de tierras de temporal correspondiente a un minifundio permaneciendo dicha dimensión invariada.
Atento a la crisis mundial de 1929 el intervencionismo gubernamental se volvió la fuerza más poderosa de la economía rural mexicana en razón de la quiebra de las haciendas tradicionales así como de varias empresas modernas obligando a replantear el papel de la reforma agraria en la economía mundial.
La figura del ejido aparece como algo dotado de personalidad jurídica, asamblea de socios y autoridades representativas encargado de reparto de tierras a raíz de una concesión de poder por parte del Presidente de la República (poderes extraordinarios del ejido).-
En 1936 surge la Confederación Nacional Campesina (CNC). Esta Confederación implicaba una sumisión al poder presidencial a cambio de recibir concesiones.
La urbanización de la población avanzaba y era irreversible, pero quedaba una importante minoría campesina en condiciones de pobreza extrema, rezago y frustración. La rentabilidad de la producción agropecuaria  había descendido en todo el mundo, durante el siglo XX los precios constantes de los alimentos disminuyeron un 50% sumado a que las tierras aptas para el cultivo fueron escaseando y cada vez daban rendimientos más bajos.

Reforma Constitucional de 1992: La nación dejaba de ser propietaria jurídica de las tierras sociales, y la propiedad de éstas pasaba a los ejidos. Los ejidos, en su calidad de sociedades propietarias de las tierras, no quedaban subordinados a las autoridades gubernamentales.

Hay una delegación de todas las facultades que tenía el poder ejecutivo, incluso las jurisdiccionales ya que se deja de hablar de justicia agraria dentro de la órbita del Poder Ejecutivo para hablar de Tribunales Agrarios Ordinarios.

Se produce en síntesis la ruptura del vínculo tutelar entre el Estado y los campesinos.

Con el trascurso del tiempo los conflictos agrarios han sido menos frecuentes e intensos, aunque  persisten focos aislados de riesgo en regiones indígenas, donde los conflictos se utilizan como instrumento para la satisfacción de otras demandas.

Se ha detenido el deterioro económico del sector agropecuario, aunque su crecimiento ha sido modesto e insuficiente para compensar los atrasos acumulados.

El debate legislativo sobre el campo ha sido escaso, y ha omitido considerar el problema central: “sin un auténtico desarrollo rural sostenible que combata la pobreza y el atraso no podrá haber en México un progreso económico y democrático”.-  

Colombia:

La primera ley de tierras en Colombia se da en el año 1936 buscando reducir el flujo migratorio hacia las ciudades.

Es muy importante destacar la Ley 160 de 1994 reformada por la Ley 1152 de 2007 llamada Estatuto de Desarrollo Rural (EDR) el cual tuvo una corta existencia.

El elemento clave para llevar adelante una verdadera Reforma Agraria será “el subsidio”, reforma en la cual el Estado interviene en el mercado de tierras, adquiriendo las que tienen mayor vocación productiva y que se encuentran dentro de la frontera agrícola para entregarlas a quienes acrediten el cumplimiento de los requisitos establecidos por la ley.

Innovaciones a partir de la Reforma:

Se legaliza la tenencia de tierra en un país donde la informalidad de la transmisión de la propiedad es la constante porque se reestructura el minifundio.

 Se reconstruye el tejido social.

 Se garantiza la estabilización de la seguridad alimentaria.

Se establece quienes van a ser los llamados a acceder al subsidio integral de tierras.

Beneficiarios del subsidio: 

Campesinos que:

Carecen de tierra propia o suficiente,
Que tengan tradición en labores rurales, 
Que se hallen en condiciones de pobreza y marginalidad,
Que deriven de la actividad agropecuaria la mayor parte de sus ingresos,
 Mujeres campesinas jefas de hogar y a las que se hallen en estado de desprotección económica y social.


Cuba:

La Reforma Agraria fue proclamada el 17 de Mayo de 1959, la cual proscribió el latifundio y en forma gratuita convirtió en propietarias a 150.000 familias que tenían que pagar por las parcelas que cultivaban. Otras 200.000 familias resultaron beneficiadas mediante formas de posesión que no implicaron propiedad. Otras millones de familias fueron favorecidas en distintas formas siempre en gran perjuicio de la oligarquía de los latifundistas.

Hubo una gran reacción de las empresas estadounidenses.

Una de las figuras políticas de Cuba de la década del 30, Antonio Guiteras Holmes, en una entrevista del diario El País en la Habana, el día 13 de Septiembre de 1933 manifestó: “La función social de la tierra figurará en el estatuto primero del actual gobierno, contra el latifundio, contra los elementos que ocuparon las tierras y las hacen improductivas. La propiedad será respetada, pero tendrá que haber una mejor distribución de la tierra para el cultivo de la misma entre el campesino pobre. Se reglamentaría el cultivo forzoso de la tierra, no podrá permanecer improductivas las tierras

Mientras el pueblo tenga hambre no podemos tolerar que existan tierras inútiles en Cuba, no importa a quien pertenezcan

En un Programa llamado “Programa de Joven Cuba” editado en 1934 aparecen elementos del “Manifiesto al pueblo de Cuba” el cual databa del año 1932 donde se contemplaba el reparto de tierras del Estado a los indigentes a los cuales no se les concedería más que el usufructo y la obligación de cultivar sus tierras a todos los terratenientes  nacionales o extranjeros so pena de perder su derecho de propiedad, así como leyes contra los latifundios para recuperar las tierras perdidas en poder de grandes compañías extranjeras.

La Reforma proponía:

Caducidad de todo gravamen perpetuo impuesto sobre fincas rústicas al cumplirse 30 años de su constitución. 
 El derecho de los arrendatarios a adquirir las fincas que trabajen.
Prohibición de adquisición de fincas rústicas a todo poseedor que se exceda del máximo que fije la ley (la unidad de medición es la caballería).-
 Prohibición de nuevas adquisiciones de tierras a las sociedades anónimas y corporaciones extranjeras, a los particulares extranjeros no residentes en Cuba y a las empresas industriales en cuanto excedan de las necesarias para la instalación de sus edificios, fábricas, almacenes, depósitos y bateyes de trabajadores.
 Prohibición de enajenar las tierras concedidas por el Estado conforme las leyes agrarias.
 Expropiación de las tierras cultivables en poder de latifundistas.
 Expropiación de los latifundios cuando proceda declaración de interés público o necesidad social.
 Creación del Instituto Agrario.
 La ley limitará restrictivamente la adquisición y posesión de la tierra por personas y compañías extranjeras y adoptará medidas que tiendan a revertir la tierra al cubano.
Se llega a la conclusión que una verdadera reforma debía golpear duramente los intereses de las empresas norteamericanas.

Consecuencias de la reforma:

La ley tuvo un carácter táctico, pues con los repartos de tierra se propuso fortalecer el apoyo popular a la lucha de los rebeldes y por otra al no hacer mención de medidas expropiatorias futuras, se evitó adelantar el conflicto irreconciliable que se produciría entre el Gobierno Revolucionario (de un lado) y la burguesía rural más el capital extranjero (del otro).-
Se expropió y estatizó todas aquellas tierras o propiedades de personas que excedieran del límite ordinario de 405 Ha y que podía llegar excepcionalmente hasta las 1342 ha.-
Transfirió gratuitamente la propiedad de la tierra a todos aquellos campesinos que la trabajaran como arrendatarios, precaristas, colonos apareceros dentro del límite de 26 Hs.
 En cuanto a la forma de pago, indemnizaba mediante bonos, redimibles en un plazo de 20 años y un interés del 4 ½ % anual.
 Se crea formalmente el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Perú:

Sólo una leve mención en este caso realizaré de Perú y es a los fines de resaltar el lema que inspiró a la reforma. Reforma que tiene su plena manifestación en el año 1969 durante el gobierno de Fernando Terry. Su aplicación se inicia con el Decreto Ley N° 17.716. Años siguientes 11.000.000 de Ha fueron adjudicadas a cooperativas y comunidades campesinas bajo el lema: “Campesino, el patrón ya no comerá más de tu pobreza”.

Guatemala:

La vida de Guatemala fue marcada por la Revolución de 1944 y la década posterior. Casi todo el terreno nacional estaba en manos de empresas extranjeras. Con la llegada al Gobierno en 1945 del primer presidente electo democráticamente Juan José Arévalo da comienzo a un tránsito de medidas catalogadas por algunos como “comunistas”.

Tras el Código del Trabajador (1947) y la creación de la Seguridad Social (1948) se inicia un movimiento orientado a la ayuda del trabajador de campo.

Pero los cambios radicales no llegarán sino hasta el advenimiento al poder del Presidente Jacobo Arbenz Guzmán (1950).-

Arbenz procede con el decreto 900: Reforma Agraria del 17 de Junio de 1952. Todas las tierras en manos de la frutera norteamericana serían expropiadas y distribuidas entre los campesinos. Todas las tierras fueron indemnizadas en su valor en libro con bonos de la reforma agraria.

Consecuencias:

 Se incrementó el cultivo de aquellas tierras ociosas ya que de lo contrario las mismas debían ser expropiada. En todo Guatemala hasta la entrada en vigencia de la reforma aproximadamente un 60% de las tierras se encontraban “no” cultivadas.
 La reforma agraria les otorgaba a los campesinos usufructo vitalicio de las tierras y eventualmente propiedad, aunque algunos casos se otorgaron propiedades inmediatamente.
La fuerza laboral disminuyó, ya que los trabajadores que solían cultivar los latifundios tenían sus propias fincas ahora. Esto aumentó los salarios de los cultivadores y creó la posibilidad de ganancia de cultivos para los trabajadores de campo que no tenían tierras anteriormente.

 Honduras:

La reforma agraria da a luz cerca del año 1962 en el mes de Septiembre luego de una serie de presentaciones en torno a la necesidad de la misma ante la OEA. Su función principal fue la de dotar de tierra al campesino y estimular la organización de los beneficiarios de manera que permita la adopción de tecnologías tendientes a elevar el nivel de vida, aumentar la producción, la productividad y la generación de empleo en la zona rural.

Factores que demandaban una urgente reforma:

La situación de pobreza de los campesinos,
 La huelga en los meses de Mayo de 1962,
 Una inundación de gran magnitud vivida ese año, 
Una masiva expulsión de trabajadores (de la empresa Tela Raild Road Company) de la zona urbana que se refugian en la zona rural.

Una serie de decretos posteriores fueron intensificando los ideales y objetivos de la reforma. Es importante destacar el instrumento de ajuste estructural de la economía hondureña que data del año 1992.

Objetivos de la Reforma Agraria:

Establecer mecanismos necesarios para promover la modernización agrícola, favorecer el incremento de la producción, su comercialización interna y externa, el desarrollo agro industrial y el aprovechamiento racional de los recursos naturales.
Establecer las condiciones adecuadas para el desarrollo de las actividades de producción de alimentos y demás productos agrícolas, asegurando su conservación,
Consolidar la organización e institucionalización del sector público agrícola y la coordinación más estrecha de las instituciones que la forman,
Favorecer la inversión en el campo, la retribución justa en la venta de productos y la generación de empleo rural;
Impulsar el desarrollo agroindustrial y la exportación de productos agrícolas,
Mejorar la canalización de recursos financieros al campo a través de instituciones públicas y privadas y fortalecer los servicios de generación y transferencia de tecnología a los productores y promover la constitución de centros privados para éstos propósitos.

Otras conclusiones en torno al problema de la tierra en América Latina

El problema dista mucho de haber sido resuelto. Hay cientos de miles de campesinos sin tierra y numerosas familias afectadas por la desocupación y el subempleo.
 Se registran conflictos de tenencia e invasiones de tierras.
Destrucción de recursos naturales y deterioro ambiental, y pobreza aguda.
Los conflictos por la tierra tienen mucho que ver con la acreditación de la propiedad, la definición de linderos, la invasión de tierras de frontera, las decisiones sobre el uso del suelo, la protección de los derechos de las comunidades indígenas y la preservación del ambiente.
Nuevas variables deberán ser consideradas en post de una aplicación acabada que permita resolver de una vez por todas la problemática en cuestión.-