lunes, 5 de diciembre de 2011

El Imperio de Dédalo

El imperio de Dédalo tenía por centro a Creta. Es muy probable que se confunda con el que sobrevivió en la leyenda con el nombre de Atlántida.

Los Atlantes y la Creta de Minos se funden en una sola imagen: un estado rico, poderoso, que es teóricamente una teocracia antigua, bajo un sacerdote - rey, pero que, en realidad, es una alta burguesía, frívola e inteligente, amante de los espectáculos extraños y de los deportes, que viste con sutil elegancia, utiliza objetos de cerámica sumamente bellos, y vive en la igualdad de sexos, cosa muy rara en la Antigüedad; una civilización decadente, fascinante, deliciosa, y condenada...

Alrededor de 1750 a.J.C. se produce un cambio cuya naturaleza ignoramos. Una revolución, una invasión o, quizás, un fenómeno natural: seísmo o maremoto. Un poco más tarde, se construyen nuevos palacios, no solamente en Cnossos y Festos, sino también en Hagia Tríada y Tilisos. Parece que imperó cierta rivalidad entre estas ciudades. Todas sucumbieron a mediados del siglo XV a.J.C., salvo Cnossos, que durará aún cincuenta años antes del derrumbamiento final.

Fuente: "La Rebelión de los Brujos" de Louis Pauwels y Jacques Bergier.-