domingo, 27 de febrero de 2011

Egoísmo: Solución para el alcance de los objetivos en las relaciones de reciprocidad. Cuando los distintos egoísmos de las partes confluyen a un satisfacer los fines personales de sus partícipes.


En la conquista del otro que impone la naturaleza al hombre, el desarrollo del propio fin se presenta intrínsecamente ligado al interés del otro.

Cuando nos ubicamos en el contexto de una sociedad comercial vemos que varios fines confluyen a alcanzar un fin común, ahora bien, no necesariamente ese fin común es el objetivo inmediato de cada uno de los participantes ya que puede aspirar a satisfacer deseos o aspiraciones particulares ajenas a ese fin común que deviene como resultante.

Si nos ubicamos en términos contractuales veremos que la unidad de la voluntad en el contrato no es otra cosa que el acuerdo de las partes sobre la coincidencia completa de sus respectivos intereses. Si mi intención es agrandar el terreno de mi fábrica obviamente necesito comprar el predio colindante, lo que implica que mi fin inmediato debe de alguna manera equilibrarse con el fin probable de la otra parte el cual se mediría en términos económicos al intentar percibir un precio razonable por dicha venta, de no ser así el equilibro de los distintos egoísmos no llega a lograr el fin en la relación recíproca.

De que sirve esto que estamos hablando?

El mundo del trabajo, o la vida mundana, tiene sus "fines" (recordemos tratamientos anteriores al tópico Kantiano del Reino de los Fines) y éstos puede realizarse o no dependiendo directamente de la estimulación del interés ajeno para conjugar los egoísmos y sintetizar en la ecuación dialéctica una resultante que beneficie a ambos polos.

El vehículo de los intereses, dependerá de la "vanidad", de lo atractiva de la "conversación", de la "distracción empleada" del "placer", del "orgullo", de las "consideraciones sociales", etc.

Aquí estaría la supuesta clave del éxito en las negociaciones, el constante arte de identificar en el otro su interés en cada caso concreto, logrando despertar el atractivo por cualquiera de los móviles antes mencionados, para así lograr que su reacción en miras a satisfacer ese interés me permita alcanzar mi objetivo y se perfeccione la relación jurídica o social, ya que ambas partes tendrán lo apetecido.

No se concibe de ninguna manera una sociedad si sus integrantes no ven en ella su provecho!

Lectura recomendada: "El Fin en el derecho" de Rudolf Von Ihering

miércoles, 23 de febrero de 2011

PROGRAMA DE ACTIVIDADES BANDO CUIA (INTERINFLUENCIA ENTRE ITALIA Y ARGENTINA) MARZO DE 2011.


JUEVES 17 DE MARZO

18 HS. Apertura de las deliberaciones. Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba.

21 HS. Cena.

VIERNES 18 DE MARZO

10 HS. Inicio de la sesión.

10.30 HS. Carla Masi Doria: “Relación introductoria sobre el proyecto de investigación”.

11.30 HS. Cristina Filippi, Juan José Alba Crespo, Juan C. Ghirardi: “Historia del Derecho Romano en Córdoba”.

12.30 HS. Giovanni Marino: “Historia, sistema, individuo. El problema de la Ciencia del Derecho en Giuseppe Capograssi”.

13.30 HS. Lunch.

15 HS. Cosimo Cascione: “Fascismo y Derecho Romano. Colegios y corporativismo”.

16 HS. Valeria Marzocco: “El extraño caso del exilio de Gino Arias en Argentina. De la utopía corporativa a la Declaración sobre la Raza de 1938”.

17 HS. Juan Carlos Ghirardi: “Semblanza de Innocenzo Dall’Osso”.

18 HS. Fin de la sesión.

21 HS. Cena.

SÁBADO 19 DE MARZO

10 a 19 HS. Paseo por las sierras cordobesas.

Más información y afiche oficial del encuentro:

https://sites.google.com/site/derechoromanoucc/congresos-encuentros-y-seminarios