jueves, 9 de junio de 2011

JORNADA – DEBATE SOBRE LAVADO DE ACTIVOS Y CORRUPCIÓN


La Sala de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Córdoba, con el auspicio del Colegio de Escribanos, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la Provincia de Córdoba, invita a participar a los Sres. Escribanos de la JORNADA – DEBATE SOBRE LAVADO DE ACTIVOS Y CORRUPCIÓN, que se llevará a cabo el próximo 13 de junio de 18 a 20 hs, en el 5° piso del Colegio de Abogados, Duarte Quirós 571.
Disertantes:
 -Ricardo Gil Lavedra, Presidente del Bloque de Diputados de la UCR de la Cámara de Diputados de la Nación.
 -Juan Carlos Vega, Presidente de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación.
 -Coordinación del debate: José Ignacio Cafferata Nores.
 Metodología: dos paneles de 45 minutos cada uno.
El primero de exposición y el segundo de debate sobre preguntas escritas.
 -Configuración del nuevo tipo legal del LAVADO DE ACTIVOS. Tipo legal autónomo.
-Sujetos obligados de denuncia.
-Operaciones sospechosas de LAVADO.
-Delitos determinantes en el LAVADO. Convención de Palermo.
-El Proyecto de ley con media sanción de Diputados y su adecuación a los reclamos del GAFI.
 Inscripciones: Colegio de Abogados de Córdoba, Duarte Quirós 571, de lunes a viernes de 9 a 15 hs. www.abogado.org.ar, tel: 0351- 4220448/ 4227693.
Cupo máximo: 100 personas
Costo: $65

Premio Medalla Castelao 2011 al "romanista" Antonio Fernández de Buján y Fernández


SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) - 


La Xunta ha aprobado la concesión de las Medallas Castelao 2011 --que reconoce a aquellos gallegos con una obra merecedora de reconocimiento en cualquier faceta de la actividad humana-- al empresario Roberto Tojeiro, el exrector de la Universidade de Vigo y valedor do Cidadán en la villa olívica, Luis Espada; a la doctora de la Facultade de Medicina María del Carmen Porto; al profesor y primer secretario del Partido Socialista de Galicia, Modesto Seara; y al jurista y catedrático de Derecho Romano Antonio Fernández de Buján.


Así, el Consello de la Xunta ha aprobado este viernes el decreto que distingue a estas seis personalidades gallegas. Tojeiro, nacido en 1961 en As Pontes de García Rodríguez (A Coruña) es el presidente y consejero delegado del Grupo Gadisa, compañía líder en el sector de la distribución en el noroeste peninsular. Este galardón reconoce también, según el Gobierno gallego, su papel como uno de los principales impulsores de "un proyecto clave para la economía gallega como es Reganosa".


Presidente y consejero delegado del grupo IFA, Roberto Tojeiro Rodríguez ocupa cargos de alta responsabilidad en consejos de administración de empresas variados sectores energéticos, de transporte, inmobiliario o en la corporación Novacaixagalicia.


Por su parte, otro de los homenajeados, Luis Espada Recarey, es el valedor do Cidadán de Vigo desde el año 2002, y fue el primer rector de la universidad viguesa entre 1989 y 1994. Actualmente también desempeña la función de presidente del Tribunal de Garantías de la Universidade de Vigo. Este  catedrático de Ingeniería Química en la Escola Técnica Superior de Enxeñeiros Industriais de la Universidade de Vigo, se doctoró en Ciencias Químicas por la Universidade de Santiago y en Química Aplicada en la Universidad de Manchester, al tiempo que es profesor emérito en la Universidad situada en la ciudad olívica.


Espada Recarey ha dirigido 38 proyectos de investigación sobre temas medioambientales, 93 proyectos de fin de carrera en Ingeniería Industrial y ha publicado 35 libros y monografías sobre temas como el desarrollo sostenible. Asimismo, fue reconocido como vigués distinguido en 1991 y se le concedió la Medalla da Cidade de Vigo en 1995.


MARÍA DEL CARMEN PORTO


María del Carmen Porto Vázquez, nació en Santiago de Compostela en 1938 y obtuvo la licenciatura en Medicina en la universidad santiaguesa, doctorándose con sobresaliente 'cum laude'.


El Gobierno gallego galardona a Porto Vázquez por ser la primera mujer redioterapeuta de España --en 1972 fue nombrada por concurso de méritos jefa de servicio de radioterapia en el Hospital Clínico de Santiago--, así como la primera mujer en estar al frente del Servizo Galego de Saúde y la primera profesora de la Facultade de Medicina que entró en su claustro.


El Ejecutivo que lidera Alberto Núñez Feijóo ha querido reconocer "su tenacida y entusiasmo" en la lucha contra el cáncer, y muy especialmente, "su trato y dedicación a los pacientes".


MODESTO SEARA


Modesto Seara --nacido en 1931 en Allariz (Ourense)-- se incorporó en 1976 a la vida política en las filas del Partido Socialista Obrero Español en la provincia de Ourense y se convierte en el primer secretario xeral del Partido Socialista de Galicia-PSOE en 1977. En 1978, como miembro del comité federal, participa en las discusiones sobre el proyecto de Constitución Española.


Hizo su doctorado de Derecho en la Sorbona, donde inició una tesis sobre el derecho del espacio exterior, con motivo en 1957 del lanzamiento del satélite Sputnik I por la Unión Soviética, y desde 1961 colabora con la Universidad Nacional Autónoma de México en diversos proyectos.


ANTONO FERNÁNDEZ DE BUJÁN


Otro de los homenajeados con la Medalla Castelao 2011 es el doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid Antonio Fernández de Buján y Fernández, quien con 29 años, en 1983, obtuvo su primera cátedra de Derecho Romano en la Universidad de Cádiz, y en 1991, la cátedra de Derecho Romano de la Universidad Autónoma de Madrid, en la que permanece en la actualidad.


Forma parte desde 1985 de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, y desde 1999 de la Academia Galega de Xurisprudencia e Lexislación. Fernández de Buján ha publicado más de 10 libros y estudios monográficos de Derecho Romano y Derecho Procesual.


A lo largo de su trayectoria ha desempeñado entre otros cargos el de director del Departamento de Derecho Privado, Social y Económico de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid, o el de vocal de la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora.

Resolución N° 70 UIF

Link: https://sites.google.com/site/derechoromanoucc/notarial

domingo, 5 de junio de 2011

Elementos esenciales de una L.: del Siglo de las Luces - Oleo de Ignaz Unterberger (1784).-


* El número "3"

Es el número perfecto e indica armonía. 3 son las grandes luces que iluminan la L.: La Santa Ley, La Escuadra y el Compás; 3 sus columnas espirituales: La Sabiduría, La Fuerza y La Belleza; 3 son los grados tradicionales: A.: C.: y M.:

* Dios

En el Or.: por donde se levanta el Sol se encuentra la letra "G", inicial de God (Dios en inglés) y alegórico de "Geometría". Inscripta dentro de un triángulo, en el interior del sello de Salomón.

* Venerable

Quien abre y cierra los trabajos de la L.: y también quien los dirige empleando el mallete. Confiere los aumentos de salario y realiza las iniciaciones.

* Libro de la Santa Ley

La Biblia sobre el altar. Sobre ella se encuentra la espada que la defiende.

* Plomada y nivel

La plomada simboliza la vertical jerárquica, y es inseparable del nivel, que simboliza la igualdad. La aplomación es el examen que se practica a un candidato para determinar si se trata de alguien apto para ser iniciado.

* Maestros de Ceremonia

Parte de los oficiales de la L.:

* Norte (Derecha) y Sur (Izquierda)

Columnas Jakin y Boaz

* Wolfgang Amadeus Mozart

El número 3 está presente en la obertura de la flauta mágica con 3 acordes en MI bemol mayor, tonalidad que incluye a su vez 3 bemoles.

* Piedra Bruta y Piedra Tallada

La M.: se propone el arte de construir el T.:, es decir el hombre y la sociedad ideal.

*Ojos vendados

Símbolo de la ignorancia y el no conocimiento.

* Hermes

Símbolo del saber oculto o hermético.

Todos éstos elementos se encuentran en el óleo de Ignaz Unterberger. 1784. Historisches Museum der Stadt, Viena.


 

Ser un Alquimista

La alquimia

La alquimia es una práctica operativa de trasnformación concreta de sustancias materiales, realizada en un laboratorio. La trasnformación está dedicada a perfeccionar todos los niveles materiales de lo creado (el cuerpo humano incluido) y la mayoría de las veces se efectúa a través de un agente perfeccionador que no existe en la naturaleza. Y este agente (lápiz, elixir, medicina) es el principal objetivo de las operaciones alquímicas, por cuanto transmite la propia perfección a los cuerpos oportunamente preparados sobre lo que es proyectado.

El arte filosófico

La alquimia es la parte más noble y excelente de la filosofía y arte filosófica.
El alquímico es un conocimiento esencialmente operativo, un "conocimiento que nace de actuar", en el sentido de que sólo con obrar el alquimista aprende.
El aluimista se presenta como un filósofo técnico que "se ocupa del mundo" (instancia típica del hermetismo, que es uno de los campos de la alquimia árabe y latina); que sabe insinuarse, con dulzura y competencia, en los procesos naturales y teje con la Naturaleza complejos vínculos de respeto reverente, de intervención auxiliadora, de colaboración; que actúa, en fin, como quien recrea aspectos de la realidad material, porque los hace concretamente perfectos.
No es casualidad que el alquimista medieval se declare cocreador, es decir, colaborador de Dios en el proyecto de restablecimiento de una plena perfección de los cuerpos. Este trabajo es religioso y también filosófico, porque su meta es perfeccionar pero según la doctrina y la experiencia (o sea, no por vía irracional o milagrosa).-

Próxima parte: Fases del proceso alquímico.

¿Quién fue en realidad Diocleciano?

Estamos ante una figura tranquilamente equiparable a la de Augusto. Su existencia impuso la creación de un nuevo orden. Lactancio supo definirlo como un inventor de crímenes y un maquinador de maldades, pero evidentemente el juicio de valor de Lactancio obedece a la típica mirada desde la óptica de un cristiano.

Si tuviésemos que encasillar el regimen de Diocleciano en una terminología moderna diríamos que se trataba estrictamente de una Monarquía Absoluta.

Nuestra figura tratada era una persona totalmente alejada a la imagen de un hombre de letras por lo que tampoco habría podido escribir una obra que lo reivindique, figura no necesariamente mal vista sino que no tuvo el protagonismo o la importancia histórica que las publicaciones dan cuenta sobre la de su predecesor Augusto.-

Diocleciano era de origen dálmata, nacido en Salona cerca de la actual Split (hoy perteneciente a Croacia). De oscuro origen, dudando si habría sido hijo de un escriba o bien de un liberto. De gran mérito en el ejército, habría logrado un importante vehículo para llegar al poder.

Ni bien llegado al poder habría dado a muerte al asesino de su predecesor (un tal Apro).

Si bien era un militar de escasa formación, falto de acervo cultural y de experiencia política, jurídica, y económica; lo más importante es que habría logrado hacer un excelente diagnóstico de los males que aquejaban a Roma.

Diocleciano dio un paso importantísimo al convertir el Principado en Dominado; el Emperador no era ya el primero de los ciudadanos, sino el señor, dominus, de sus súbditos. Dicha modificación tuvo la intención de sacralizar la figura del emperador, rodeándole de un halo de respeto reverencial que sirviera para aumentar su carisma y reforzar su seguridad.

Será la diadema la insignia de su poder, así como sus vestidos (ropas y calzados adornados con piedras preciosas, cuando antes el Emperador sólo usaba la clámide púrpura).

Reforzó el carácter teocrático de su gobierno, asumiendo el título de Jovio, derivado del nombre de Júpiter, el rey de los dioses paganos; de este modo, al tiempo que reverenciaba la religión tradicional, establecía un paralelismo con el reino de los cielos, que declaraba el lugar preeminente del emperador en la jerarquía terrenal.

Es de destacar la férrea disciplina impuesta por Diocleciano ya que consideraba que para mantenerse en el poder era necesaria la lealtad de los soldados de la misma forma que la lealtad de los burócratas.-

Dicolceciano no quería políticos, quería "funcionarios", de este modo relegó a la clase senatorial cuanto le fue posible en beneficio del orden ecuestre, la clase de los caballeros, que carecía de las veleidades intervencionistas del orden senatorial, de manera que los puestos más relevantes del nuevo funcionariado fueron ocupados por los "perfectísimos", título nobiliario que recibían los caballeros y que les distinguía de los "clarísimos", los senadores.

La distinción establecida por Augusto entre provincias senatoriales (controladas por el Senado) e imperiales (controladas por el princeps) dejó de tener vigencia: ahora todos los mandatarios territoriales dependían de Diocleciano.

Se produjo la separación del poder militar y el poder civil; en adelante, sólo el prefecto del pretorio, el más alto funcionario del Imperio, conservaba el viejo imperium de los magistrados republicanos, por el cual éstos podían comandar tropas y presidir el Senado.

La culminación de todo este proceso de división administrativa y política fue la llamada tetrarquía, palabra griega que significa "gobierno de cuatro". A los dos años de su gobierno, Diocleciano nombró augusto a Maximiano, que había demostrado buenas dotes como militar. Maximiano gobernaría la parte occidental del Imperio, y Diocleciano, la oriental. Seis años después, Diocleciano nombró césares a Constancio y Galerio. Este nombramiento suponía su designación como sucesores de los dos augustos y, admeás, un papel relevante en el gobierno del Estado.

Cada tetrarca gobernaba sobre los vicarios de las diócesis y éstos sobre los gobernadores provinciales, y todos los hilos del poder terminaban en Diocleciano.

El ejército alcanzó la cifra de 400.000 soldados. Se produjo un reclutamiento forzoso de los hijos de los soldados, reclutamiento de bárbaros e introducción de la capitatio, un nuevo impuesto sobre los propietarios de tierras, que les obligaba a entregar al ejército a algún campesino o, en su defecto, una compensación económica.

Es importante considerar la modificación de las unidades de combate: el número de legiones aumentó considerablemente, quizás hasta las 175, pero sus efectivos se redujeron de manera drástica, pues estaban compuestas por mil hombres, cuando en otros tiempos habían alcanzado hasta las seis mil. Las tropas auxiliares, integradas por los soldados que carecíasn de ciudadanía romana, se distribuyeron en cohortes de 500 unidades.

La reforma tributaria partío de las necesidades presupuestarias; se trataba de crear un impuesto capaz de cubrir año a año los gastos del fisco. A tal causa convirtió en permanente un impuesto, la annona, utilizado por los anteriores emperadores en momentos críticos y que consistía en la entrega en especie al Estado de parte de los beneficios agropecuarios.

EL impuesto equilibró las cuentas del fisco, pero fracasó en su dimensión social, pues no previó las circunstancias adversas habituales en las labores agrícolas (clima, plagas, etc.), y los pequeños propietarios, incapaces de soportar la presión fiscal, vendían sus predios, a los terratenientes.

Este emperador debió hacer frente al problema de la inflación promulgando en el 301 el edicto De maximis, que fijaba el precio máximo de los preoductos de consumo y la cuantía mínima de los salarios.

De más está mencionar su gran persecusión contra el cristianismo las cuales provocaron arrestos, ejecuciones, destrucción... y quizás también el reforzamiento de las creencias que se pretendía eliminar.

Seis años después de su abdicación, murió Diocleciano. Algunos dicen de muerte natural. Otros dicen que falleció desgraciado y sin ganas de vivir, muriendo entre crueles dolores y sufrimientos.

Podemos dudar de cualquier aspecto en torno a la figura de Diocleciano, de lo que no podemos dudar, es de que alguien haya tomado alguna vez decisiones por él, cosa que perece verdaderamente imposible.

Para ver más:

* El bajo imperio romano (ensayo). L. A. García Moreno. Síntesis. Madrid. 1998.
* La gran derrota de Diocleciano (novela). J. Pardo. La esfera de los libros. Madrid. 2004.
* Historia. National Geographic. Número 24.