domingo, 6 de abril de 2014

Fallecimiento del Padre Gustavo Casas S.J.

P. Gustavo Casas s.j. - in memoriam
Estimados integrantes de la comunidad académica
Ayer, 31 de marzo de 2014, a los 94 años de edad falleció en la residencia de San Miguel Provincia de Buenos Aires, nuestro querido Padre Gustavo Casas s.j.
Era el único sobreviviente de la orden jesuita que junto a otros visionarios, participó de la fundación de esta UCC, a cuya consolidación contribuyó a través de su actividad docente y acción pastoral, destacándose ante quienes lo pudimos tratar como un hombre de gran vocación.
Procedente de una familia cordobesa, había nacido en Rosario (Santa Fe), el 12 de octubre de 1919, siendo el menor de 9 hermanos. Tras completar sus estudios secundarios en el Colegio “Sagrado Corazón” de los Padres Bayoneses ingresó a la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad del Litoral, donde cursó hasta el tercer año, participando activamente de la vida universitaria. En 1942 comenzó a cultivarse en la fe ignaciana bajo las enseñanzas y consejos del P. Mauricio Jiménez sj, y el p. Carlos Sponda, sj., primero, y los padres Pita, Álvarez, Alonso y Larrea, más tarde, entre otros, hasta ordenarse el 7 de diciembre de 1954, en la Capilla del Colegio Máximo.
Convocado por el Padre Camargo, participó de la promoción fundadora de la Universidad Católica de Córdoba, en la que permaneció brindando sus servicios docentes y pastorales desde julio de 1956 hasta agosto de 2009, es decir durante 53 años continuados. Desde ambos roles, impartió sus enseñanzas con la impronta humanista y cristiana que caracteriza esta Casa de Estudios.
Su mirada inalterablemente serena, su humildad y sencillez, como su buen humor y trato siempre afable que prodigaba, fueron notas distintivas de su personalidad, que no se vieron nunca alteradas, ni siquiera por la seria y prolongada dolencia pulmonar que le tocó atravesar y que con total entereza y abnegación, pese a los padecimientos y secuelas que le significó, no impidieron que continuara sirviendo en su doble misión en esta Casa.
Tiempo atrás, en 2012, concretamos el preciado anhelo de homenajearlo, colocando su retrato en un lugar destacado del área administrativa de la Facultad, enmarcado con sendas banderas ceremoniales de la República Argentina y de la Provincia de Córdoba.
El Padre Casas está gozando de la Gloria de Dios.
Valga este, nuestro sentido recuerdo (en el que incluimos la innumerable cantidad de mensajes afectuosos para con su persona), como modesta ofrenda en el momento de su partida, la que no obstante, no borrará su constante presencia en el corazón de todos los que tuvimos la oportunidad de conocerlo y compartirlo. Carlos F. Ferrer (Decano UCC).-